El sector / Descripción

 

En 2015, la producción total española fue de 7,8 millones de toneladas, que se distribuyen en 1,6 millones de celulosa y 6,2 millones de papel y cartón. Existen en territorio español 10 fábricas de celulosa y 71 de papel y cartón. La industria española es el sexto productor de la UE tanto de papel como de celulosa.
 
El empleo directo de la industria es de 16.320 personas, generando aproximadamente 80.000 empleos indirectos.
 
La facturación en 2015 ha sido de 4.156 millones de euros.
 
En España se producen multitud de tipos de papel según su aplicación específica. Los más importantes son:

  • Papel prensa y de impresión y escritura que se utiliza para la fabricación de libros, periódicos y revistas.
  • Papel tissue dirigido al uso sanitario e higiénico.
  • Papeles para cartón ondulado que constituyen las diferentes capas con que se fabrican las cajas de cartón.
  • Cartón estucado utilizado en estuches plegables y envases ligeros.
  • Papeles especiales para diferentes usos como papel de fumar, papel metalizado, papel autoadhesivo, etc.

En la fabricación de papel y cartón intervienen dos tipos de materias primas: celulosa virgen y fibra reciclada, obtenida del papel nuevo tras su uso.
 
Fundamentalmente se usa celulosa virgen en la producción de papeles de impresión y escritura, en papeles higiénicos y sanitarios y en determinados papeles especiales. Por el contrario, la fibra reciclada es la materia prima fundamental en la producción del papel prensa y de los papeles para envases y embalajes.
 
Como características importantes de la industria española, podemos citar, entre otras:

  • la producción de celulosa blanqueada a base de fibra corta, utilizando eucalipto, especie de crecimiento rápido, gracias a las favorables condiciones climatológicas de la Península Ibérica, y
  • el elevado grado de utilización de papel para reciclar, con una Tasa de Utilización del 84%: la industria española es la segunda más recicladora de Europa, superada sólo por Alemania.

De las cerca de ochenta fábricas repartidas por todo el territorio nacional, las zonas geográficas con mayor implantación papelera son Aragón, Cataluña, País Vasco, Navarra, Castilla y León y la Comunidad Valenciana.