Sostenibilidad / bioproductos, bioconsumo

 

Con 70 fábricas de papel y 10 plantas de producción de celulosa, la bioindustria circular de la celulosa y el papel es uno de los grandes productores europeos de celulosa y papel. El 56% de la celulosa y el 42% del papel que se fabrica en España se destinan al comercio exterior, que representa el 56% de la facturación.
La bioindustria circular de la celulosa y el papel tiene un importante efecto multiplicador en la economía a través de una potente cadena de valor desde las plantaciones de madera para papel, pasando por la fabricación de celulosa y papel y los diferentes tipos de industrias y servicios sectoriales (industrias transformadoras, publicidad y marketing directo, impresores, editores), hasta la logística de entrega (servicios postales y de correos), cerrando el ciclo con la recuperación de los residuos de papel y cartón y su vuelta a las fábricas papeleras.
 
La aportación global (directa + indirecta + inducida) a la economía de esta potente cadena de valor supone el 4,5% del PIB y genera uno de cada cincuenta empleos en nuestro país, según un reciente estudio de CEPREDE para las organizaciones de la cadena. Asimismo, cuatro de cada cincuenta euros que factura la industria y uno de cada cincuenta euros que recauda el Estado vía impuestos o cotizaciones sociales en España están relacionados con la actividad de la cadena de valor.
 
El sector mejora la calidad de vida de los ciudadanos con bioproductos renovables y reciclables, capaces de producir el mayor valor añadido a partir de materias primas locales. Estos bioproductos, sustituyendo crecientemente a los productos procedentes de recursos fósiles no renovables en la demanda de los nuevos consumidores, contribuyen a la descarbonización.
 
 
SI QUIERES SABER MÁS
 

La cadena de valor del papel  
Descargar

Memoria de Sostenibilidad 2018 
Descargar

Actualización 2019 Memoria de Sostenibilidad
Descargar