News / Press Room

06/03/2018

25 medidas para impulsar la competitividad de la industria del papel

El Ministerio de Economía, Industria y Competitividad y ASPAPEL  presentan la Agenda Sectorial de la Industria Papelera


(accede a la publicación aquí)


  • La Agenda del papel es la segunda que se presenta, tras la del automóvi
  • El sector papelero, como bioindustria circular, se sitúa con esta iniciativa entre los sectores estratégicos especialmente relevantes en la reindustrialización del país
  • La Agenda ha sido elaborada conjuntamente por MINECO y ASPAPEL, con la colaboración de los restantes ministerios implicados en las 25 medidas de impulso definidas (Energía, Turismo y Agenda Digital; Empleo y Seguridad Social; Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; Fomento; Asuntos Exteriores y Cooperación)

Begoña Cristeto, secretaria general de Industria y de la PYME, y Enrique Isidro, presidente de ASPAPEL, han presentado hoy en el Auditorio 200 del Museo Reina Sofía de Madrid la Agenda Sectorial de la Industria Papelera elaborada conjuntamente por MINECO y ASPAPEL, que recoge 25 medidas para impulsar la competitividad de la industria papelera.
 
La Agenda del papel es la segunda que se presenta, tras la del automóvil, y ha sido elaborada conjuntamente por MINECO y ASPAPEL. En ella se han definido 25 medidas de impulso a la competitividad del sector, agrupadas en cuatro bloques: innovación, digitalización y formación de capital humano y empresarial; sostenibilidad industrial, energía y logística; dimensión empresarial, regulación y financiación, e internacionalización. En la elaboración de la Agenda han participado también los cinco ministerios competentes en estos asuntos: Energía, Turismo y Agenda Digital; Empleo y Seguridad Social; Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente; Fomento; Asuntos Exteriores y Cooperación).
 
Con esta iniciativa, la bioindustria circular del papel se sitúa como uno de los sectores estratégicos especialmente relevantes en la reindustrialización de nuestro país. Una industria comprometida con la ecoeficiencia, que juega un papel protagonista en la nueva bioeconomía y es un referente del nuevo modelo industrial de economía circular.
 
“La industria papelera española —señaló la secretaria general de Industria— es uno de los grandes productores europeos de papel y celulosa. Con 71 fábricas de papel y 10 fábricas de celulosa, desempeña un importante papel en la generación de empleo y riqueza en nuestro país”.
 
“La mejora en la calidad del producto y en la eficiencia de los procesos de fabricación de las últimas décadas —afirmó Cristeto— se ha logrado de forma compatible con un elevado compromiso medioambiental y de sostenibilidad de la industria papelera. Hoy los retos son otros: la imparable digitalización de las plantas para competir en el mercado global, la mejora de la eficiencia energética y la reducción del consumo de recursos. El sector del papel hace ya años que ha incorporado a sus procesos y puesto en práctica los conceptos de lo que hoy denominamos economía circular”.
 
La secretaria general de Industria y de la PYME añadió que desde el Ministerio de Economía Industria y Competitividad ya se está trabajando para contribuir de forma eficaz en la aplicación de las medidas recogidas en la Agenda para que nuestra industria papelera siga escalando en competitividad.
 
El presidente de ASPAPEL, Enrique Isidro, explicó que la industria papelera española es un sector fuertemente inversor, con inversiones que superan el 8% de la facturación, una industria que exporta más de la mitad de su producción y es motor de una potente cadena de valor, de creación de empleo y riqueza.
 
“El sector tiene una clara visión de futuro —aseguró el presidente de ASPAPEL— y trabajamos para posicionarnos como la bioindustria del futuro, referente en economía circular y motor de reindustrialización sostenible. En colaboración con la Administración, los fabricantes de papel y celulosa recogemos en esta Agenda todas estas aspiraciones y las líneas de actuación necesarias para hacer realidad la potencialidad del sector. Esta Agenda Sectorial de la Industria Papelera es un punto de partida y un marco de trabajo para avanzar en la mejora de la competitividad y el fortalecimiento del sector, desde la colaboración Administración-industria”.
 
La agenda identifica las claves de competitividad del sector, las palancas clave que permitirán impulsar su crecimiento y las medidas concretas de actuación para afrontar los retos y aprovechar las oportunidades que se presentan. Las medidas de actuación que recoge la Agenda incluyen el impulso a la innovación, con una política de I+D+i y desarrollo tecnológico y digital, complementada con una política de formación y empleo dirigida al desarrollo del talento y la capacitación de los trabajadores de cara a estos nuevos retos.
 
Se incluyen también medidas de política energética y política de infraestructuras logísticas y de transporte, enfocadas a la mejora de la eficiencia, competitividad y sostenibilidad de la industria. Y, como no podía ser de otro modo en un sector que destina a mercados exteriores más de la mitad de su producción se recogen asimismo medidas para una política de internacionalización y comercio exterior, que facilite el acceso a los mercados exteriores.
La Agenda señala que una industria 4.0, una industria inteligente, necesita una regulación igualmente inteligente, que evite la inseguridad jurídica y la sobrerregulación, y garantice la unidad de mercado. Y finalmente, para hacer realidad ese conjunto de políticas, se recoge la necesidad de financiación en condiciones mejoradas y ayudas a la inversión industrial.
 
Radiografía de la industria del papel
La industria de la celulosa del papel en España se caracteriza por ser intensiva en inversión, eminentemente exportadora y creadora de empleo fijo y cualificado.
 
Como bioindustria y referente en la economía circular, utiliza materias primas locales, renovables y reciclables y es líder en descarbonización. Por lo que se refiere al mix de productos, su variedad y amplitud, unidas a la capacidad de innovación, son sus más claras fortalezas.
 
Industria intensiva en inversión

El sector papelero español invierte el 8% de la facturación, muy por encima de la media de la industria española (3,5% según dato INE de 2014). Se trata de inversiones enfocadas a la innovación, el incremento de la capacidad, la mejora de la eficiencia y los costes, la renovación tecnológica y la calidad y el medio ambiente.
 

Industria eminentemente exportadora
La industria papelera española es un sector eminentemente exportador, muy por encima de la media de la industria española (30%, según dato INE de 2014). La industria papelera española exporta el 55% de la celulosa y el 46% del papel que fabrica y el 57% de la facturación del sector procede del comercio exterior.
 
La UE supone el 61% de las exportaciones de papel y el 85% de las de celulosa. Mercados tan exigentes como Alemania, Francia, Italia, Portugal y Países Bajos son los principales receptores de esas exportaciones.

Creación de empleo fijo y cualificado
Un alto grado de informatización, automatización y robotización de los procesos de producción y una especial atención a los aspectos medioambientales, de control de calidad y al desarrollo de nuevos productos son hoy las principales características del trabajo papelero.
 
La plantilla de la industria papelera española se caracteriza fundamentalmente por su cualificación, estabilidad y bajo índice de rotación. El empleo en la industria papelera es fijo en un 86% y el 64% de los trabajadores tienen estudios secundarios o superiores.
 
Materias primas locales

En un escenario industrial global de severo déficit de materias primas, el 98% de la madera y el 68% del papel para reciclar que utiliza la industria española para producir celulosa y papel es de procedencia local.
 
España cuenta con buenas condiciones climáticas para el cultivo de madera y superficie baldía disponible por el abandono de labores agrícolas y ganaderas. Y además se ha desarrollado un eficiente sistema de recogida de papel para reciclar, que cuenta con la entusiasta colaboración ciudadana.
 

Bioindustria referente en economía circular
La industria del papel es una bioindustria basada en un recurso renovable y referente del nuevo modelo industrial que propone la economía circular.
 
Gestión forestal sostenible
España es una potencia forestal: es el tercer país de la UE en superficie forestal. Para aprovechar la oportunidad que esto representa, la gestión forestal sostenible de esas masas forestales y su certificación es un tema clave, al que se está dando un gran impulso desde la industria papelera.
 
El 56%de la madera que utiliza el sector como materia prima es madera certificada local y el resto es madera también de procedencia local controlada. Actualmente está certificado el 55% del papel de fabricación nacional puesto en el mercado y el 56% de la producción de celulosa de mercado.
 

 
Reciclaje de papel
En España, el 71% del papel que consumimos se recoge y se recicla tras su uso y, para 2020, la industria papelera europea se ha fijado el objetivo de llega

r al 74%, contribuyendo al desarrollo de la economía circular. Estos datos nos sitúan por encima de los objetivos de reciclado europeos (Paquete Economía Circular) y españoles (PEMAR).
 
Las fábricas papeleras españolas reciclan 5,2 millones de toneladas anuales de papel usado como materia prima, lo que las convierte en subcampeonas del reciclaje europeo. En la UE, región líder del mundo en reciclaje de papel y cartón, empatamos con Francia y solo nos supera Alemania en volumen de papel reciclado.
 

Valorización de residuos
Por otra parte, el sector de pasta y papel tiene una larga trayectoria en la valorización de sus residuos de proceso y subproductos, completando el círculo de reciclado y recuperación de residuos, lo que resulta esencial para avanzar hacia una economía circular.
 
 
Actualmente el 79% de los residuos del proceso papelero se convierten de nuevo en recursos en el uso agrícola o como compost, reciclados como materia prima en otras industrias o bien vía valorización energética.
 
 
Uso sostenible de los recursos
Fabricar celulosa y papel con menos energía y menos agua es otro de los aspectos clave en la búsqueda de la eficiencia a lo largo de todo el proceso de fabricación.
 
Actualmente el uso total de agua es un 32% menos que en el año 2000, pese a que hoy la producción es un 22% superior.
 
El sector apuesta por la cogeneración como herramienta de eficiencia energética y ha implantado en los últimos años medidas para reducir el consumo eléctrico y el consumo de calor en el proceso.
 
 
Líder en descarbonización
La industria de la celulosa y el papel es electrointensiva y gasintensiva y lidera la descarbonización de la industria.
 
Las fábricas del sector producen la mayor parte de la energía que utilizan en eficientes plantas de cogeneración con 1.086 MW de potencia instalada.
 
El 70% del combustible utilizado es gas natural y el 28% biomasa y biogás. El sector papelero es la industria líder en España en producción y utilización de energía renovable procedente de biomasa.

La industria europea del papel plantea en su Hoja de Ruta 2050 para liderar la bioeconomía baja en carbono, en la que el sector es pionero, el objetivo de reducir las emisiones de CO2 en un 80% e incrementar la creación de valor añadido en un 50% para 2050.
 
El cumplimiento de este objetivo, con la implantación de tecnologías de descarbonización y el desarrollo de la producción de nuevos bioproductos, requerirá hasta 2050 una inversión adicional de 44.000 millones de euros en el conjunto de la industria papelera en Europa, lo que supone un incremento del 40% de unas inversiones sectoriales ya muy intensivas.
 

Amplio mix de productos e innovación en nuevos productos y aplicaciones
La cadena del papel en España fabrica un muy amplio y equilibrado mix de productos que incluye papeles gráficos (prensa, revistas, impresión y escritura), papeles para embalajes (cajas, bolsas, sacos, embalaje flexible…), papel tisú (papel higiénico, pañuelos, rollos de papel de cocina, servilletas…) y otros papeles especiales para muy diversos usos.
 
Una de las grandes fortalezas del sector es ese amplio mix de productos, con más de 500 variedades de papel, y su capacidad de innovación en nuevos productos y aplicaciones. De hecho, el 30% de esas 500 variedades actuales no existía hace apenas treinta años y se estima que en 2030 el 40% de la producción del sector será de nuevos productos que aún no están en el mercado.
 

Gabinete de Prensa ASPAPEL (Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón):

Información e Imagen | Paseo de la Castellana, 140  |  Tel: 915616826
Personas de contacto: Ángeles Álvarez| Email: aalvarez [at] informacioneimagen [dot] es
Eva de Santos | Email: evadesantos [at] informacioneimagen [dot] es